abril 14, 2010

Siempre que la vida nunca alcanza


Siempre que la vida nunca alcanza
alcanza a entenderse que termina
termina con la muerte que domina
domina a nuestro "cuerpo-alma-mente".

Mente elucubrando en sus sueños
sueños de tener aparte una alma
alma sólo eterna en esos mitos
mitos de inmortal y para siempre.

Siempre que la vida nunca alcanza
alcanza a entenderse que termina,
termina la vida entiendan– siempre.

© Orlando F. Menéndez
14/04/2010 16:20 (GMT-03:00)

——————————————————

Nota:

En esta poesía, solamente destaco que los muertos están muertos, ya que no poseemos ningún alma o espíritu inmortal que siga viviendo después. 

No es de extrañar, entonces, que el rey Salomón, en el libro "Eclesiastés" que escribió en Jerusalén poco antes del año 1000 a.E.C., dijo lo que puede leerse en


Eclesiastés 9:5, 6 y 10
5 Porque los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto, ni tienen ya más salario, porque el recuerdo de ellos se ha olvidado. 
6 También, su amor y su odio y sus celos ya han perecido, y no tienen ya más porción hasta tiempo indefinido en cosa alguna que tenga que hacerse bajo el sol.
10 Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el lugar adonde vas.

No obstante, la verdadera esperanza es que los muertos serán resucitados.
El apóstol Juan terminó de escribir desde Éfeso o cerca, en el año c. 98 E.C., el Evangelio que lleva su nombre, donde se encuentra registrada esta promesa de Jesucristo que se pueden leer en

Juan 6:39
39 Esta es la voluntad del que me ha enviado, que no pierda nada de todo lo que me ha dado, sino que lo resucite en el último día.

Y también, en “Hechos de los apóstoles”, que es el documento histórico del médico Lucas, que terminó de escribir en Roma, año c. 61 E.C., se registró que el apóstol Pablo, sometido a juicio ante el gobernador Félix, en Cesarea, año 56, dijo lo que puede leerse en

Hechos 24:15
15 y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario