noviembre 30, 2008

EN MI DESVELO


Te soñé en mi desvelo
y te vi por todas partes
pues sintiendo que al besarte
se calmarían mis ansias
postergué hasta otra instancia
el tenerte y abrazarte.

Y al abrir página en blanco
me llegó brisa del mar
de la playa en mi hogar.
Y escribí del dulce tema
de pasión, en mi poema
donde acababas de amar.


Orlando F. Menéndez
20/11/2008, 16:20

Amor en Miramar




Por bella, por graciosa y por jovial
tu risa, tu importancia y coqueteo
me excita al observarte, pues te veo
meciéndote en el suave andar sensual.

Transpongo con permiso tu portal
con soles y con lunas de deseo
te aprieto y al oído te floreo
en playas y con labios gusto a sal.

Cayendo de tu mano ese cristal
de copa que vaciada sin rodeo
libera tus amores en sedal

de cóctel, de vermut y del mareo
sonriendo pues saciada tan cabal
me abrazas, complacida, en el suelo.
Orlando F. Menéndez 
30/11/2008, 11:30  GMT-03:00

noviembre 27, 2008

DE AMIGA Y AMADA


Si cerrando los ojos apenas
para verte estando distante,
a mi sueño que vaga errante
al desvelo fatal lo condenas.

Con tu suave cariño y calmada
de sosiego construyes mi estrella
por tertulia amena tu bella
compañía de amiga y amada.



Orlando Francisco Menéndez
27/11/2008 03:15

noviembre 25, 2008

Sombras de la muerte


Las sombras de la muerte se acercaban
cerniéndose en el lecho en que yacía
conforme al observarla se sabía
moviéndose densa oscuridad
de estática luz, tranquilidad
muriéndose, la vida se caía.

Orlando Francisco Menéndez

noviembre 21, 2008

COMO EN LA VIDA

Todo igual como en la vida
que rodando se termina
con avisos de infracción
y alguna desilusión.


La guadaña que segaba
la poesía se mataba
un graznido, un aullido
y un sentimiento perdido.

Porque no hubo distinción
y hasta hubo una extinción
porque todos padecieron
y las quitas las sufrieron.

Hasta algunos se mudaron
y otra cuenta comenzaron
en su intento de vivir
para evitar el partir.

Con avisos de infracción
y alguna desilusión
como rueda se termina
todo igual como en la vida.


Orlando Francisco Menéndez

noviembre 11, 2008

Ailyn


Quiero vivir en tu sueño
desbordando mis pasiones
con mis besos y efusiones
de tu castillo ser dueño.

Y que sacies tus codicias
con mi cuerpo todo tuyo
cuando al oído te arrullo
mientras que tú me acaricias.

Y se oirá fuerte el murmullo
de palabras y gemidos
cuando al amarte me bulla.

Y contarás tus latidos
de seguro, ya lo intuyo,
porque estaremos unidos.


Orlando F. Menéndez
11 de noviembre 2008

noviembre 10, 2008

Daniel y Silvia


Entraña sutil que en el comienzo
trazando estelas de un sendero
en trémulo asombro —verdadero—
inicia nueva vida de lo intenso
cerrando corazones a lo austero.


04/10/2008

noviembre 04, 2008

A Daniel Vargas


En tinieblas tenebrosas y lobunas
se percibe tenuemente inspiración
de cariño sensiblero en tu intención.
y ese frío demencial, azul de lunas

En los cálidos y amables disfrazados
descubriendo en los misterios tu escritura
que sublime y elevándose fulgura
en amores y ternuras ilustrados.

De tus versos, corazones arrancados
te levantas y deslumbras como focos
por encima de poetas destacados;

porque eres un poeta como pocos
que al forjar los sentimientos desgarrados
es más cuerdo —por mucho—, entre los locos.



Orlando F. Menéndez
04/11/2008 02:50

noviembre 03, 2008

EN EL CAFÉ




Me miras ahora
me toca tu vista
en oblicua arista
furtiva señora.

Él ni se imagina
o hace caso omiso
dándome permiso
a pensar no atina.

Y cobras valor
sonríen tus ojos
al mostrar antojos
de darme tu amor.

Mi número escrito
he puesto en la mesa
y claro te expresa
que también te incito.

Porque comprendí
que al baño irías
y lo cogerías
cuando yo salí.

.  .  .

Mi timbre sonando
número has marcado
a él lo habrás dejado
y me estás llamando.

Orlando Francisco Menéndez
28/09/2008 03:30 GMT-03:00



NOTA: Esta poesía llegó a ser canción:  Café Pasión