junio 02, 2011

VERSO A MI VELERO

   
  Una vela amplia que impulsen los vientos
  en el mar bravío de mi aletargar
  hacia nuevos puertos que aun no he soñado
  y en cualquier momento se han de divisar.

  E izando esa vela en cada mañana
  cuando me despierto con un suspirar
  imágenes tenues ya se me han borrado
  y de todos modos no he de recordar.

  Surcando mi rumbo, fijando el timón
  sin ver horizontes adonde arribar
  velero de vida me sigue impulsando
  dormido o despierto y sin esperar.

© Orlando F. Menéndez

6 comentarios:

  1. Débora Menéndezjunio 03, 2011

    y bueno un saludito
    te quiero pa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tu sabiduría y ser tan generoso.

    Algún día, el velero echará su ancla y el horizonte ya no buiscará...

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias, Debbie! Me gustó encontrar tu comentario. También te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, querida amiga Susi.
    Mis más cálidos saludos para ti.

    ResponderEliminar
  5. Yo he caminado caminos de versos plantados a la vera de mi vida. Yengo tan lejos el mar que no sé navegar en él más que soñando despierta pero te he encontrado y me has llevado a navegar en tu velero y encontré poemas nuevos y soñé y volé y reí y lloré, hoy...hoy volví a llorar.

    Bellísimo poema, querido, bellísimo!!!! Te beso.

    María.

    ResponderEliminar
  6. Querida María:
    Entonces quiere decir que mi poesía te gustó mucho,... ergo, por lo que tú me dices, consideraré que escribí una buena poesía. GRACIAS.
    Un beso.

    ResponderEliminar