diciembre 20, 2011

Feliz cafeína


Apenas la tarde a destiempo se inclina
retrasa sin prisa la noche de hoy
dilato cuidados pendientes y voy
mostrando el amor en orilla marina.

Y cae ese sol que a su paso calcina
la carne y el polvo que tan sólo soy
dejando expuesta la forma en que estoy
perdiendo albores de luz matutina.

Desplome veloz a la muerte segura
que arrastra mi vida en pendiente ladina
pues todo concluye y el tiempo apresura.

Partiendo veloz cual fugaz golondrina
mi alma vacía de bella lisura
concluye mi dosis ¡feliz cafeína!

© Orlando F. Menéndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario