abril 06, 2012

Réquiem para Hugo


'no oren como hipócritas para ser vistos (Mateo 6:5)
'todos están muriendo' (Eclesiastés 3:19)

Hugo suplica en un altar diciendo:
“dame vida, no me lleves todavía”
Y ruega a la altura argumentando:
“porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo, por esta patria"

Pues se estima imprescindible, y no entiende que sin él el mundo sigue andando. Con su gran soberbia no comprende que nadie lo es; que la muerte a todos le acaece. Y reza en público para que otros escuchen y ensalcen su engreimiento.

Réquiem

¡Presumido megalómano serás
hasta el fin de tu vida:
el día de tu muerte!

Pues morirás, Hugo, morirás.
Y sabrán los demás que no eres nada;
que sólo fuiste humano como todos.


@ Orlando F. Menéndez
Abril 05 de 2012


Referencia: 
Síndrome de Hibris

No hay comentarios:

Publicar un comentario