2016/08/22

Esplín

               ¿Por qué atinar solamente
               a permitirle a mis letras
               que escriban lo que ellas quieran
                    en octosílabo tedio?



              Decaído en desamparo
              desanimado en desdicha
              un extraño y triste esplín
              me apesadumbra en quebranto.

              Taciturno en soledad
              voy de la cima a la sima
              en reflexiones con murria
              con morriña y con saudade.

               ¿Por qué atinar solamente
               a permitirle a mis letras
               que escriban lo que ellas quieran
                    en octosílabo tedio?

              Tristeza con aflicción
              con llanto y hasta dolor
              me lleva a la depresión,
              a este pesar y agonía.

              ¿No busco, acaso, salir
              del desconsuelo y desdicha?
              ¿Por qué detengo mi andar
              sin gozo y sin ilusión?

               ¿Por qué atinar solamente
               a permitirle a mis letras
               que escriban lo que ellas quieran
                    en octosílabo tedio?
                         
              ¿Quizá porque las malditas
              siempre hacen lo que quieren
              y sin piedad me insinúan
              que debo cambiar mi vida?
              
              ¡Brutas letras despiadadas
              yo lograré impedirles
              que sus esplines escriban
              en octosílabos tedios!


© Orlando F. Menéndez

2 comentarios:

  1. Querido Orlando... Nada de brutas despiadadas. Tus letras son estupendas y, tus musas, geniales, ya que te motivan a escribir de todo. La tristeza o melancolía, hoy fue melodiosa cascada en octosílabos. La depresión halló su puerta de escape en tu emotiva poesía Esplín. Me encantó. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... Muchas gracias por tu encomio.
      Cariños, querida colega.

      Eliminar