enero 11, 2008

MIENTRAS LA CIUDAD DUERME

Es difícil decidir entre dormir o vivir.
Mientras la ciudad duerme,
muchos están viviendo.

Pero los que duermen
están ajenos a la vida,
y los despiertos se adueñan de ella.

Estoy despierto también,
mientras la ciudad duerme;
pero no me adueño de la vida...

Porque quienes no se deciden,
aunque permanezcan despiertos
también están ajenos a ella.

Orlando F. Menéndez - 1997

No hay comentarios:

Publicar un comentario