abril 08, 2013

FINAL sin musas


No fue sólo ayer; introspección
hoy también me derramo en lágrimas
al alcanzar el comienzo del final
torpe e inclemente,
lento e implacable.


Por las mejillas se escurre mi alma

derretida, lánguida y débil.

Ya no hay musas en mi corazón

ni en aromas de mis aires con café
ni en sabores por mi boca.

¡Ay, ay...! ¡No...!

Ya no hay musas.

© Orlando F. Menéndez
8 de Abril de 2013

2 comentarios:

  1. qué hermoso, hablar de la soledad del alma, tal vez por un tiempo, tal vez por siempre...
    alguien vendrá y volverá la inspiarción...
    ya lo verá


    DESDE MÉXICO

    ResponderEliminar
  2. Saludos amigo Orlando, es muy lindo tambien saber que me sigues leyendo y reciber comentarios tuyos en mi blog, si ha habido momentos que he pensado abandonar pero siempre hay una razon para escribir nuevos versos, pero eso lo sabes tu muy bien, espero sigas bien, besos!!!

    ResponderEliminar