junio 24, 2014

CONMIGO MISMO (casi las dos y veinte)


—¿Qué haces aquí, Orlando,
a estas horas despierto?—,
me pregunté boquiabierto.

—Yo me estoy hoy desvelando—,
me respondí en desconcierto. 

Porque realmente es muy cierto
¡qué debí estar descansando!

24/6/2014  02:18 GMT-03:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario