abril 20, 2008

PARA QUE APRENDAS Y VIVAS

.
Querida amiga me dices
que estás harta y abatida
y te sientes deprimida.
Harta de estar esperando
que el tiempo vaya pasando
mas la vida no has vivido.

Imaginé lo que sientes
y pensé en unas misivas
“Es necesario que escribas. . .
— oí a la musa en mi ventana —,
con visión de su mañana:
PARA QUE APRENDAS Y VIVAS”
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Eleonor Pam pequeña
mira el reloj y la luna
horario que da la una
minutero que no apura
ella se siente insegura
— “no esta noche ni ninguna”

Piensa que su edad no alcanza
y no vive, solo sueña
en crecer ella se empeña
diecisiete que no llegan
los dieciséis no le quedan
y la vida aún no le enseña. . .

Si le enseña, mas no es tiempo
y el tiempo pasa volando
pero ella lamentando
por la adultez que no viene
la juventud que sí tiene
no ve, ni está apreciando.

Fin de otro fin de semana
Eleonor Pam se lamenta
no llegó lo que ella intenta
y otra semana que empieza
mañana tendrá pereza
y se siente “cenicienta”.

¡Por favor pequeña Ele!
Vive el hoy, que no se vuele
a veces el crecer duele
y después ya te terminas
pero si te desanimas
no habrá nada que consuele.

Pues la vida se te pasa
aunque vos no lo percibas
pues cada cosa que escribas
con los pasos que estés dando
te van de a poco moldeando
para que aprendas y vivas.


________________________
Orlando Francisco Menéndez
20/04/2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario