septiembre 14, 2008

Mientras el verde prado se mece


Mientras el verde prado se mece
danzando bailes de pastizales
se me despiertan las madrigales
con tibios versos que se merece.

Pues su caricia es como el aire
y son sus besos suaves y tiernos
cálido abrigo de los inviernos
bella y graciosa con su donaire.

Con mil colores viste mi vida
y mil tonadas para mi oído
pues reconozco que siempre ha sido
mágica musa, suave y sentida.

Me place amarla buena avecilla
vívidas alas de mariposa
que dulce en mi alma siempre se posa
soltar tirando de su presilla.

Y desnudada de represiones
en un abrazo tierno y constante
me brinda amores como mi amante
e inspira letras a mis canciones.

Orlando F. Menéndez
14/09/2008 20:23

3 comentarios:

  1. Mi muy Querido y Admirado Amigo:

    Estoy con mis manos sobre el teclado pensando qué decirte sobre este hermosísimo poema…yo tengo una frase tal vez para muchos fuera de lugar, pero no para mí: “Me removió mis dentros” porque al irlo leyendo fue tanto lo que iba causando en mi interior que me es difícil expresarlo con palabras, sólo te puedo decir a manera más sencilla: Lloré como una magdalena por su dulzura, suavidad, ternura, delicadeza, sentimiento que de tan puro se me figuró celestial, y en sí toda su estructura de una perfección sin límites no tengo la capacidad de describirlo con palabras, pero para que me entiendas, ha sido el único poema que corrió por mis venas tocando a su paso las fibras más sensibles de mi ser…hermoso se me hace poco, pero no sé decirlo de otra forma, ¡felicidades POETA!

    María Ayala

    ResponderEliminar
  2. no hay duda que lo tuyo es puro talento!!!!

    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. SUSURU y MARÍA:

    Muchas gracias por tu comentario, Susana.

    A María le respondí en su momento, de forma personal, y fíjate la fecha de su comentario.

    Por aquel tiempo, nos comunicábamos para escribir. En realidad, corríamos carreras para ver quién escribía más rápidamente una poesía y hasta contábamos el tiempo.

    Era una especie de "locura" linda. Y estábamos en vídeo chat cuando leyó mi poesía "MIENTRAS EL VERDE PRADO SE MECE"... ¡y vaya que se emocionó realmente!

    Algunas poesías tienen "eso":... pueden penetrar directamente en el corazón.

    Cariños a las dos, y gracias.

    ResponderEliminar