diciembre 03, 2008

¡Basta ya!


—¡Basta ya! pues ya me hartas
con tus engaños ladinos
entre ese humo y tus vinos
de mentiras, esas sartas.

—¡Basta ya! qué me has cansado
al seguir con esos vicios
que me cuestan sacrificios
ya sin ganas, fatigado.

—¡Basta ya! porque ya basta
todo el triste renegar
corazón que se desgasta

de quebranto y malestar
y el hogar que se devasta
pues no te quieres curar.


Orlando Francisco Menéndez

03/12/2008 20:00
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario