diciembre 12, 2008

Un mismo cielo

a la poetisa María Ayala
El famoso Cerro de la Silla
de Monterrey, N.L., México

Adentrándome inconsciente a tus solares
ya me entrego poetizando en la ocasión
por confluencia de esa afable emulsión
tu en montañas y yo cerca de mis mares.

Recogiendo aportación de membresía
dadivosa en compañía liberal
yo recibo de tu apego la ideal
afición de fusionarnos en poesía.

Con tus versos de pasiones y los míos
por estrofas mensajeras que en su vuelo
nos protegen al curarnos de vacíos

en las noches trasnochadas de desvelo
transmutando los recíprocos envíos
tú en el norte, yo en el sur y un mismo cielo.

Orlando F. Menéndez
12/12/2008 03:45
. 

2 comentarios:

  1. Orlando querido:

    Me siento sumamente emocionada, este hermosísimo soneto dedicado a mí, me ha dejado sin palabras...

    Te quiero mucho y te admiro ya sabes cuánto, GRACIAS,

    María

    ResponderEliminar
  2. Estimado Orlando, entro constantemente a el blog de Propoetas que tu administras y el cual no ha sido actualizado desde la publicación de Evangelina Lobo.
    Espero que el proyecto siga en marcha y el talento de estos jovenes artistas se vea estimulado a evolucionar día a día.

    Conociendo más a fondo los blogs que posees he podido hallar este, que para ser sincero hace retribuible el comentario que dejaste en mi blog ya hace mucho.
    Y es que lo que se hereda no se hurta, maestro.

    Pulcro, versatil, cardena pasión que rezuma en la secuencia hilvanada de tus versos, rima gracil y querible a la vista y al espíritu sensible por belleza.

    Querido Orlando, feliz por encontrar la riqueza de tu luma en este espacio, me despido con un fraternal abrazo, esperando recibirte en mi blog, donde eres y serás bienvenido.

    Te extraña mi casa...

    ResponderEliminar